Soledad

Por Alberth Velásquez Mejía

El tiempo ha pasado y las ilusiones se han ahogado.
Mi alma en pedazos ruega por una mirada,
por un simple aliento de tu vida que recorra mi cuerpo,
tan sólo para aplacar esta fría soledad que me consume cada día más.
El frio de tus ojos y tus labios sin hablar sólo me dicen que ya no estás,
un adiós que nunca regresará,
una mano que no podré tocar,
una sonrisa que no podré disfrutar.

No hay comentarios: