Despertar

Estaba despeinada como ninguna otra, tenía algunos mechones de su cabello señalando el cielo y en su boca solo se podían ver dos de sus dientes.  Sus ojos algo hinchados y su aspecto aperezado era el de alguien que recién se levantaba. No pude contenerme y la abracé.

Me miró a los ojos, sonrió un poco y con sus manitos tomó mi cara mientras me decía “papá”.


#LupitaFan #MiDulceCompañía #AmordelBueno #LaMejorHistoria

No hay comentarios: