Plutón y Luna

Siempre estaban juntos, no había nada que los separara, eso los hacía felices; pero llegó la rutina y el cansancio, además Marte, Júpiter, Neptuno, Tierra, Urano y Mercurio ofrecían mejores planes a Luna que el propio Plutón, su compañero, su amigo inseparable, su amante. Hasta el Sol, que pocas veces coincidía con ella, la divertía más.

Plutón está sentado observando cómo la Vía Láctea se traga la ilusión del amor perfecto, ese que no fallaba. Luna se ve cansada, su trabajo diario la fatiga y no encuentra en Plutón, como antes, la mejor forma de distraer esa fatiga y divertirse en ese tan anhelado encuentro del fin de semana.

Plutón carece de ideas y la tristeza bloquea su vida cotidiana, Luna también se entristece, pero es más fuerte y no carece de ideas, tampoco está sola, ahí están los demás planetas para acompañarla y divertirla, y si no están ellos, están las estrellas, esas que siempre la acompañan en las noches de trabajo.

Plutón y Luna están distanciados.

1 comentario:

JuanSe... dijo...

demasiado distanciados ya!! una hermosa manera de ver las relaciones interpersonales y hasta una ruptura, donde cuando todo se acaba, cada cual coge su rumbo y uno queda con los amigos y el otro con los recuerdos...

qué buen relato hermano!

un abrazo