“Pero me entendió”

Esto es un llamado de atención para todos aquellos que maltratan el idioma español a su antojo y siguen tan campantes como el que atropella a una venerable anciana con su auto y se retira a toda velocidad sin prestarle la debida ayuda.

Quiero enfatizar hoy en aquellos que cuando se dignan a abrir sus bocas para hacer un comentario, sea cual sea este, lo sueltan como primero les salga y, sin meditar, pensar, o pre-visualizar sus palabras; dejan salir los más funestos daños al idioma y su integridad. Por ejemplo, al amigo que vomita algo como:

- “Pasame ese ‘churumbilo’ yo lo subo pa’ riba”
- “Se lo dije para que cayera en cuenta”
- “En base en lo anterior…”
- “habemos tres personas esperando”
- “Para que haiga paz”


Y muchos otros errores que se dejan venir.

Creo que usted, amigo lector, ha sido víctima de estos malhechores idiomáticos y en algún momento, ha pretendido, con toda la mejor voluntad del mundo, corregirlos y hacerlos caer en la cuenta de su error e incluso, de decirles la forma correcta de decir lo mismo que musitó el infractor. Pero el problema no es sólo el error como tal, el error es querer meterlo a la fuerza en este bellísimo ambiente terrenal. Si lo corrige usted, señor lector, se hace presente una sandez más por parte del ignorante hablante. Él, con toda su delicadeza, responde queriendo llevarlo a uno a su mismo paupérrimo nivel de conocimiento del idioma:

- “Pero me entendió”


Es ahí en donde se me suben los calores y siento como si se estuvieran metiendo con mi madrecita linda. Si uno fuera grosero, petulante, ignorante y atrevido, con ese tipo de respuestas que ofrecen esos criminales del idioma, pudiera uno decirles:

- Claro que le entendí estúpido mal nacido

Obviamente, la indignación y el reclamo serían inevitables, pero es justamente esta la oportunidad para responder de la misma manera que el erudito del ‘no saber’ respondió:

- Pero me entendió

Esto es una pequeña muestra de lo torpes que podemos ser si no aplicamos lo mínimo, lo básico de las exigencias gramaticales que presenta nuestro idioma.




3 comentarios:

Tatiana dijo...

EXCELENTE!!!!! tienes toda la razón con lo escrito, me gustó muchisimo, de verdad que es hora de dejar esos atropellos con nuestro idioma y dejar esa ignorancia al hablar y al escribir, ojalá todos pensemos antes de cometer estos "HORRORES",jejeje...

partenon dijo...

jajajaaj Víctor, me parece preciso que publiques este tipo de artículos, ya que, muchas veces agarramos a patadas el idioma...o en otras ocasiones ponemos (¿ponemos o colocamos? tengo la duda) palabras feísimas a momentos sublimes..ejemplo en vez de decir..."oteo desde este cerro la magnificencia de la naturaleza", decimos..."¡que chimba de vista!"

Catalina Yepes L dijo...

Huy si tienes razón. Esto nos lleva a pensar de que manera hemos hablado alguna vez y no nos fijamos en lo que decimos he ahí el error, algo que para nosostros es obvio y entendible no quiere decir que para los demás sea igual es hora de pensar de que manera nos estamos expresando y que si sean correctas cada una de las palabras que pronunciamos. Gracias por tu aporte....